ZEOLITAS EN AGRICULTURA

Las zeolitas son aluminosilicatos con gran capacidad de intercambio catiónico y absorción. Por su estructura microporosa interna contribuyen al acondicionamiento físico de los suelos, retención de nutrientes, soporte y medio absorbente y de intercambio de cationes.

La zeolita es un mineral natural que posee carga negativa, la cual se ve balanceada por cationes cuya carga es positiva. De esta manera constituye una trampa ideal de nutrientes como el amonio (NH4+) y el potasio (K+) que serán liberados para las raíces de las plantas cuando éstas los demanden. También actúa sobre el calcio descomponiendo la roca fosfórica y el yeso.

Esta propiedad también permite disminuir las pérdidas de nutrientes por volatilización y lixiviación. Se logra así incrementar la efectividad de la fertilización, disminuir la dosis de fertilizante a aplicar con la consecuente disminución del costo de dicha práctica y optimización de sus beneficios. Adicionalmente se ve reducido el impacto ambiental negativo que produce la fertilización.

Las zeolitas mejoran significativamente el rendimiento de los fertilizantes y nutrientes y regulan el agua del suelo, optimizan su aprovechamiento por parte de las plantas y disminuyen la cantidad de agua requerida para los cultivos.

Con la aplicación de zeolita al suelo se puede incrementar su capacidad de retener nutrientes y mejorar sus propiedades físicas.

Nutrientes como nitrógeno y potasio son retenidos por las cargas negativas de la clinoptilolita y liberados lentamente.

La zeolita aporta un depósito de agua permanente, proporcionando humedad prolongada durante los períodos secos y promoviendo la rápida humectación y mejora del agua en la zona de las raíces durante el riego.

La zeolita es muy porosa y tiene una gran área superficial. La selectividad de la zeolita por el amonio ayuda a prevenir la toxicidad cuando se aplica en exceso. La retención y liberación controlada de los nutrientes necesarios mejora el rendimiento de los cultivos en general. Ofrece una reserva permanente de nutrientes que permite al usuario reducir los fertilizantes y tener una mejor vegetación.

Las zeolitas también retienen agua en su estructura porosa, lo que significa que la planta siempre tendrá reserva de agua y nutrientes disponible en la tierra. La combinación de estos efectos reduce el consumo de agua y de fertilizante porque se pierde menos agua por evaporación y filtración y menos fertilizante debido a la lixiviación.

Las zeolitas pueden utilizarse para modificar suelos de baja calidad o como aditivo en mezclas de sustratos, o pueden utilizarse en forma pura como medio de cultivo. Pueden modificarse para hacer fertilizantes de liberación lenta y pueden utilizarse como soporte para herbicidas, pesticidas o micro-organismos que promueven el crecimiento de plantas sanas.

Con el aumento en las restricciones sobre el uso de agroquímicos, las zeolitas ofrecen un alternativa ecológica para el agricultor moderno consciente de los efectos negativos del cultivo intensivo sobre el medio ambiente.

VENTAJAS DE LA ADICION DE ZEOLITA AL SUELO
  • Mejoran significativamente el rendimiento de los fertilizantes y nutrientes
  • Mejora el valor de los fertilizantes y sus propiedades físicas
  • Reduce el consumo de fertilizantes nitrogenados
  • Retiene nutrientes para luego ser absorbidos por las plantas
  • Incrementa la disponibilidad de nutrientes
  • Reduce las pérdidas de nutrientes en el suelo
  • Aumenta la capacidad de intercambio catiónico
  • Además de mejorar el uso de los nutrientes mejora la eficiencia en el uso del agua (EUA) por parte del cultivo con lo que logra incrementar aún más el aprovechamiento de los fertilizantes e incrementar los rendimientos.
  • Mejora las propiedades del suelo a largo plazo
  • Mejora la trabajabilidad del suelo e incrementa su estabilidad
  • Contribuye a un mejor crecimiento de las plantas
  • Incrementa el rendimiento de cultivos y pasturas